CONTRAPUNTO — NO PASA NADA

4 min read

fbthdr

 449 vistas

Por Juan José Contreras Lara

De nueva cuenta la realidad desmiente al gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Cruentos hechos de violencia echan por tierra la retórica repetitiva e insustancial con la que el mandatario pretende vendernos a los veracruzanos una realidad idílica de que “aquí no pasa nada”.  

Ahora fue en tramo de la carretera Veracruz-Xalapa, cerca de Las Bajadas, donde tuvo lugar un enfrentamiento que dejó un saldo de seis personas muertas, entre ellas dos menores y una más herida. Como ya es costumbre, hasta el momento existen versiones contradictorias tanto sobre los hechos, como sobre la identidad de las víctimas. 

En otros tiempos esto sería un verdadero escándalo, pero la violencia permanente que nos afecta en Veracruz ha propiciado que episodios como este, que se repiten con tanta frecuencia, terminen normalizándose y prácticamente ya no tengan impacto en una sociedad tan asediada por la inseguridad que ha perdido su capacidad de asombro.

Como es su costumbre y ante su evidente incapacidad para sustentar, contextualizar y sustanciar lo que afirma, el gobernador se fue por lo más fácil y recurrió otra vez a su sonsonete al señalar, a través de su cuenta de Facebook, que se trató de un ajuste de cuentas por parte de bandas criminales, ofreció lo que nunca cumple, que se aplicará rigurosamente la justicia y comprometió a la Fiscalía General del Estado en su esclarecimiento. Y punto. 

A estas alturas que salga o no salga a señalar eso no marca ninguna diferencia. La retórica de un gobernador que no resuelve nada, que promueve la aplicación facciosa de la justicia y que encabeza un gobierno plagado de mediocridad, ya no tiene ningún peso en la opinión pública. El desgaste ha sido total.

Si lo que pretende el mandatario es maquillar hechos como los de Veracruz, los de Poza Rica a principios de año, los del sur del estado, e incluso los que han sucedido en las últimas semanas en la región centro, desde luego fracasa, porque, al contrario, pone en alerta a los ciudadanos, que conocen de sobra su vocación por la simulación y la mentira.    

Lo cierto es que casi el país entero es rehén de los grupos criminales, incluso hay zonas donde la colusión entre estos y las corporaciones de seguridad, las convierten en tierra de nadie. No puede ser de otro modo, cuando prevalece la política de López Obrador de abrazos y no balazos, y se persigue y se encarcela selectivamente a algunos capos, atendiendo sobre todo a presiones estadounidenses, como en el caso de Ovidio Guzmán, el hijo de El Chapo.

Así que a los ciudadanos no nos queda otra, sino mantenernos en alerta permanente, extremando cuidados porque vivimos entre la acechanza de los criminales y la falta de confianza en las autoridades que supuestamente están para protegernos, porque en muchos casos son los mismos, nada más que con uniforme.

CORCHOLATAZOS

Como van las cosas, en el rejuego de las “corcholatas” que el propio López Obrador “destapó” hace meses para impulsar el juego sucesorio y tener tiempo para manipularlo, lo que menos va a importar es cuidar las formas, pues evidentemente todo se vale, aunque esté prohibido por la ley.

Esto viene a cuento porque desde el sábado ha circulado profusamente un video de TikTok donde los futbolistas Giovanni Dos Santos, Braulio Luna y el cordobés Miguel Layún, expresan su apoyo a Adán Augusto López Hernández, el secretario de Gobernación, una de las “corcholatas” de López Obrador.

En el video, que por cierto es de mala calidad y pésimamente producido, aparecen los tres deportistas saludando al funcionario y reiterando que están muy “augusto” con su amistad. Es obvia la improvisación y la falta de naturalidad del mensaje, pero si el objetivo era lograr colocar en el debate nacional al secretario y hacer que se hablara de él, desde luego que los autores lo lograron.

Se aprecia como un mensaje burdamente dirigido, si nos atenemos al hecho de que esos personajes, como estrellas del deporte, comercializan su imagen por cualquier motivo y al mejor postor, incluso vendiendo esa clase de mensajes con saludos a la gente. 

Desde luego que el secretario ya no sabe cómo deslindarse, incluso ha pedido que se deje de atacar a los futbolistas en las redes, pues la reacción ha sido desbordada en favor y en contra. 

Como haya sido, el golpe de mercadotecnia política, promovido o no, inducido o no, logró el objetivo: que por lo menos estos tres días se hablara de Adán Augusto, quien en la mayoría de las encuestas aparece con la menor preferencia entre los morenistas, incluso por debajo de Ricardo Monreal Ávila, a quien acaban de incorporar.

Queda desde luego la duda, pero corresponderá a la autoridad determinar si hubo dolo, porque la legislación electoral prohíbe ese tipo de expresiones, pero por lo menos en este caso, ya dieron el golpe mediático y lo dieron bien. Episodios similares, no lo dudo, los seguiremos viendo en los próximos meses, como la otra travesura, la de Claudia Sheinbaum con sus decenas de espectaculares, “que quién sabe quién mandó a colocar”.

Finalmente consignar que Adán Augusto, conocedor de la importancia de Veracruz en el mapa de Morena, ha estado de visita reiteradamente en la entidad. Esto ha obligado a Cuitláhuac García Jiménez a guardar la pancarta en favor de Claudia y sacar la matraca para acompañar a Adán Augusto, lo que lo pone muy nervioso, pues no es lo mismo que Rocío Nahle pudiera ser candidata a la gubernatura, a que el postulado sea Sergio Gutiérrez Luna. Claro que no.      

Comparte en redes sociales: