CAFÉ DE MAÑANA La Secretaría de la Función Pública Cubre y Encubre a López Obrador

3 min read

 788 vistas

Por José Luis Enríquez Ambell

La comparecencia de Irma Eréndira Sandoval ante diputados ayer dejó claro ser quien cubre y encubre al Presidente en los 104 mil contratos que representan 333 mil 910 millones de pesos que significan el 80 % por la vía de adjudicación directa, escudándose en la pandemia, ajena a la transparencia como a la rendición de cuentas y al combate a la corrupción.

Le dio vueltas en busca de justificar al hecho de estar otorgando prácticamente todos los contratos por asignación directa incluso para fines que no tienen nada que ver con el Covid – 19 y esto es la señal más clara de su corrupción para empezar pagándole a los que les dieron dinero para la campaña en 2018 pero rápido se apresuraron a crear empresas para que les asignaran contratos, en la mayoría de las veces sin tener idea de las materias y simplemente después conseguían personas físicas o morales e incluso empresas especialistas para que realmente ejecuten la chamba o consiguieran los productos y ellos cobrar su comisión que es lo que le cuesta al país la corrupción.

Los concursos públicos sí bien no pueden garantizar al 100 % la honestidad, sí les dificultan substancialmente la corrupción por eso no los hacen abiertos y tan puros como dicen, la única diferencia con sus antecesores es que ahora también son “hipócritas”.

Hay un estudio del Imco sobre las adquisiciones en el sector público que cubre 2012-17 que se publicó en 2018 , la única institución que salió bien fue el Inegi con 95% de licitaciones públicas lo triste es que nadie más tiene ni siquiera el 50% y ahora peor que diga la titular de la SFP que se buscará seguir asignando como ahora el 80 % vía adjudicación directa, esto no es moral y el artículo 134 de la Constitución Política Federal señala con claridad los principios para el uso de recursos públicos en licitación públicas y cuidado porque ahora tratarán de justificar también la propaganda de las campañas oficiales disfrazadas para meterse a las elecciones del 2021.

Nuestra Constitución establece como Regla General : todas las adquisiciones , servicios y obra pública que contrate el Estado deben hacerse mediante Licitación Pública y, la Ley Reglamentaria establecerá los casos de excepción, e incluso prevé incrementar montos que se justifiquen o sea, la norma no es obstáculo para hacer las cosas bien y mucho menos es legal y moral que sea la función pública quien vandalice con criterios formales y de hecho siendo la responsable del control y la evaluación.

La corrupción se enfrenta y abate aplicando las normas claras, sistemas eficientes y convertir en información pública lo que se hace.

Habría que verificar, algo que por supuesto no hará la actual SFP, si las adjudicaciones directas que ha hecho la 4T se apegan a dichas excepciones.

¡ ES CUANTO !

Comparte en redes sociales: