POR SI ACASO… — Acribillado en Veracruz era “solapado” por Cuitláhuac

6 min read

 601 vistas

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez

*Ahora lo llaman delincuente pero Tato Vega lo promovía

*Era generador de violencia y buscaba alcaldía de Espinal

COSAS RARAS suceden en este Estado “donde hacen sus nidos las hordas del mal” (cambiando un poco la letra del afamado “Flaco de Oro”, Agustín Lara). Y es que el domingo asesinaron a una familia a bordo de una camioneta y en un taxi, y el ejecutado resultó ser Fernando Pérez Vega, alias “Pino”, cuyo nombre apareció en mantas a principios de Enero tras el levantón y asesinato del comandante de Espinal, José Luis Quinto, descuartizado días después de difundirse un video donde daba nombre y señales de los perpetradores de violencia en la zona Norte, y luego de que fueran acribilladas 8 personas en tres bares distintos de Poza Rica. Al “Pino”, al que en mantas amenazantes identificaron, tambien, como el R15 lo mencionan como el encargado de secuestrar, extorsionar y cobrar piso a la gente de la sierra, y citan una serie de nombres de personas afectadas por el personaje que el día que fue masacrado a la altura de Las Bajadas en Veracruz, no viajaba en la camioneta Ford Lobo color negra como se suponía inicialmente, ya que quien manejaba la unidad era el profesor bilingüe Carlos Alfredo Jiménez Olmedo, secretario general de la Delegación D-1 268 de educación  indígena sector Espinal, mientras que  Fernando Pérez Vega, hermano de Reveriano Pérez Vega, líder de una banda delincuencial conocida como “Los Pelones”, lo hacía en un taxi que metros adelante fue baleado perdiendo la vida durante la agresión en tanto el chofer resultaba lesionado. En suma, el Pino sabía de sus pecados y tomaba providencias, pero aun así fue acribillado mientras que su familia, dos niños entre estos que ni la debían ni la temían, junto con su esposa y el profesor bilingüe murieron por su causa.

LO QUE llama la atención es la postura del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez que a los pocos minutos de la agresión, escribió –sin mayores datos- en sus redes sociales que el múltiple asesinato de seis personas apuntaba a un ajuste de cuentas entre bandas de la delincuencia organizada. “Tristemente se llevan en esto a vidas inocentes. Habrá justicia y no permitiremos por ningún motivo alcancen estos niveles que hasta con sus familias terminan pagando sus supuestas venganzas”. Y llama la atención porque circulan fotografías pasadas y recientes, donde el mandatario Estatal aparece sonriente y abrazando al, ahora occiso, Fernando Pérez Vega, muy a pesar de que era boletinado en mantas como generador de violencia en la sierra de Papantla y el norte del Estado, algo que nos hizo recordar la intensión del Presidente Andrés Manuel López Obrador de procurar la extradición a México de Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo. Las gráficas indican que Cuitláhuac sabía de antemano quien era el personaje, y aun así se lucia con él, ya que pretendía ser alcalde de Coxquihui abanderado por MoReNa y el partido local Fuerza por México y, por lo tanto, no le interesaba que lo tuvieran en la lista de agresores en el norte de la Entidad como responsable de muchos sucesos deleznables.

HAY OTROS videos donde Fernando Pérez Vega aparece abrazado y vanagloriado por su primo Eduardo Vega Yunes, menor conocido como “El Tato”, que lidera a Fuerza por México, y quien anunció el domingo –horas antes de ser asesinado “el Pino”- que sería el candidato de ese instituto a la alcaldía de Coxquihui, pues la pasada elección se la robaron, aun cuando era público y notorio que el acribillado aspirante lo ligaban con el crimen organizado, lo mismo que algunos de sus familiares a quienes les atribuyen diversos acontecimientos en el Totonacapan, y por los cuales su hermano Reveriano Pérez Vega, ex alcalde de Coxquihui se mantiene prófugo de la justicia, aun cuando en Mayo de 2019 se dijo que había sido aprehendido en el municipio de Cuetzalan, Puebla, tras dos años de estar prófugo pese a que las autoridades veracruzanas ofrecían un millón de pesos por información que permitiera su captura. 

PERO DICE Cuitláhuac –y las lonas que fueron colocadas tras las masacres de Poza Rica y del ex comandante de Espinal, conocido como “Quinto”-, que Fernando Pérez era parte de la delincuencia organizada, pero no explica porque aparece en fotografías departiendo alegremente con él en distintas fechas, como tampoco explica porque si el ahora occiso estaba fuera la ley no se le detenía, y el gobernador podrá argumentar cualquier ocurrencia, pero lo cierto es que “el Pino” o el “R15” se paseaba por todo el Estado como si nada, y hasta se daba el lujo de acudir a convenciones como la de Fuerza por México que dirige su primo el Tato Vega Yunes, quien en dos videos lo pone casi como la esperanza de su tierra, y hasta dice que metería las manos al fuego por la honorabilidad de quien, asume, le robaron la elección pasada “los corruptos azules”, pero minutos después de aquello, el nombre de Pérez Vega recorrió el País y los principales noticieros anunciando que había sido acribillado con su familia, el a bordo de un taxi y sus consanguíneos cuando lo seguían en una camioneta de lujo que era manejada por el líder magisterial de educación indígena que había acudido al puerto de Veracruz a patentizarle su respaldo.

Y SOLO como contexto: antes de ser ejecutado el comandante de Espinal, José Luis Quinto fue obligado a “confesar” algunos temas relacionados con el crimen organizado. De esa manera, en un video difundido en redes sociales, Quinto aparecía hincado y señalando diversos delitos y “poniéndole el dedo” a varias figuras políticas como al alcalde Paulino Salgado y también a Fernando Pérez Vega, alias “Pino”, de Coxquihui, al cual ya hasta le habían cateado un rancho. En el video se hace mención de la presunta participación de la Policía Municipal de Espinal en presuntos actos delictivos. Después de aquello la policía renunció en bloque, y tras ataques a bares de Poza Rica, “El Pino” se escondía al ser mencionado en videos y mantas. 

FERNANDO PÉREZ Vega era hermano del ex alcalde de Coxquihui, Reveriano Pérez Vega, mencionado por autoridades del gobierno del Estado como el líder de la banda de “Los Pelones”, una de las organizaciones que la Secretaría de la Defensa Nacional tiene en la mira por ser de las principales generadoras de violencia en Veracruz. Incluso, Fernando fue detenido en 2016 en posesión de armas y drogas, y aun así el dirigente de Fuerza por México, Eduardo Vega Yunes, mejor conocido como “El Tato” pretendía imponerlo como alcalde de Coxquihui, mientras que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez se muestreaba con el personaje, acaso pretendiendo sumarlo a MoReNa que recicla de todo con tal de ganar, como ha quedado de manifiesto en muchas ocasiones. En fin, insistiremos hasta el cansancio: si era un delincuente, como lo dice el Gobernador, ¿porque andaba libre? o ¿Acaso esperaba Cuitláhuac que otra banda delincuencial le hiciera la chamba para evitar la fatiga?. Vaya caso…OPINA carjesus30@hotmail.com  

Comparte en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *