SCRIPTA MANENT – En Altotonga, ni perdón ni olvido: Nacho Morales

5 min read

 2,278 vistas

LUIS E. DOMÍNGUEZ R.

  • Lealtad y perseverancia, dos cualidades intrínsecas del político veracruzano no común -porque es claro que la lealtad a ultranza no es tan común en ese sector-, surgieron durante la charla que el Grupo de los Diez sostuvo esta semana con el alcalde electo de Altotonga, Nacho Morales.

Lealtad, porque el hijo y hermano de dos exalcaldes de ese municipio, reconoció ser priista desde siempre, y esa lealtad partidista le ayudó –así comentó- a ganar la elección, pero además, a ser el priista que, sin alianzas, sólo con su marca, ganó el municipio más grande que el tricolor ganara en la última elección.

Así lo dijo a los periodistas, columnistas y analistas de la mesa de Los Diez: “Yo soy militante del PRI, siempre he sido priista, nunca he militado en otro partido que no sea el PRI. Era mi bandera al llegar con la gente y decirles: ‘yo nunca estado en otro partido, yo siempre he sido priista’. Y en esta ocasión me mandan al matadero sin Alianza Partidista, voy por el PRI solo. Altotonga es el municipio más grande que ganó el PRI solo, de las 21 victorias del Partido, el más grande es Altotonga, por el PRI solo. Después ya vienen alianzas y en Orizaba se gana en Alianza, Cosoleacaque se gana en Alianza, Perote se gana en Alianza, pero yo gano solo”.

Y lo cierto es que fue candidato del PRI a pesar del propio PRI, pues si por la dirigencia de ese Partido hubiera sido, Nacho Morales no hubiera sido el candidato. Tanto así que quien era impulsado por la dirigencia del Partido, terminó siendo candidato de otro partido. De otro de los 14 partidos que esta ocasión buscaron la alcaldía en Altotonga. Por eso tan pocos votos para cada candidato… por eso menos del 20 por ciento de los votantes llevaron al triunfo al priista que compitió sólo con esa bandera, sin alianzas… Por eso ese porcentaje, menor al 20 por ciento, le dio el triunfo, porque los 20itantos mil votos se dividieron entre 14 propuestas.

Pero finalmente, en su segundo intento, y de ahí la perseverancia, Nacho Morales ganó y es el alcalde electo; y desde que recibió su Constancia de Mayoría está ya recorriendo dependencias y secretarías, porque el municipio, luego de una desastrosa administración municipal, está realmente necesitado de obras, acciones y soluciones.

CADA AÑO, 850 JÓVENES, SIN DESTINO ACADÉMICO

La charla, amena desde su llegada a las 3 pm en punto a la ya casi sede oficial del Grupo, dejó ver un tema muy interesante, que revela además otro de los fracasos del Sistema Educativo Estatal. Del total de 65 mil 136 habitantes que en el Cuadernillo Municipal 2020 reporta el Gobierno del Estado para Altotonga, en ese año había 2 mil 443 estudiando el Bachillerato en 15 planteles. Y estudiando la Licenciatura en alguna Universidad de otro municipio, solo 388 jóvenes.

Como en Altotonga no hay opciones de Nivel Superior, más de 2 mil 440 estudiantes que terminan el Bachillerato no tienen en donde seguir su preparación académica, y si la logran, lo hacen lejos del terruño… pero de acuerdo al dato del Cuadernillo, sólo 388 jóvenes de Altotonga estudiaban en alguna Universidad en el 2020.

Nacho Morales insistió en el tema, porque sus datos coinciden y revelan que cada año, son al menos 850 alumnos los que terminan el Bachillerato, y urge, de toda urgencia, que tengan una opción para seguir estudiando y preparándose. Por eso, desde que Carlos su hermano fue alcalde, se gestionó ante el Estado y se obtuvo una Clave para un Tecnológico, y se adquirió el terreno en donde construirlo… pero la siguiente administración nunca le dio seguimiento al tema. Así, el Tecnológico de Altotonga es una de sus prioridades, y fue también de sus principales promesas durante la campaña.

“Esto ilusionó mucho a la gente, la construcción del próximo Tecnológico de Altotonga. El municipio ya tiene más de 60 mil habitantes y cuenta con una matrícula de más de 850 alumnos que salen cada año de la prepa. Con eso me da para poderlo tener…”, aseguró.

La inversión para un Tecnológico, requiere de la intervención del Estado: “Cuando mi hermano fue alcalde compró un terreno de 5 hectáreas y ya teníamos la Clave, por eso es tan importante que al momento de poder platicar con el señor Gobernador, decirle que yo sé que es un político, pero también es catedrático y sabe perfectamente lo que significa la educación. Tocar esa puerta me puede dar la Clave”, y destinaremos recursos para ello. Insistió.

NO VA A HABER PERDÓN, Y NO VA A HABER OLVIDO

En distintos momentos de la conversación, Ignacio Morales se refirió a la actual condición del municipio. La Administración actual maneja un presupuesto, ya con todos los ramos, de 175 millones de pesos, y sobre el manejo de estos recursos, dejó entrever la posibilidad de malos manejos financieros por parte de la actual administración cuyo alcalde surgió de Movimiento Ciudadano: “No va a haber perdón y no va a haber olvido, el alcalde tendrá que rendir cuentas”.

Y explicó: “Yo no soy arquitecto, ni soy MP, pero le entiendo un poco a esto. Hay muchas cuestiones en donde hay mucho desvío, duplicidad de obras, cuestiones muy complicadas…”.

Y siguió la comida y la charla. Nacho Morales presumió por supuesto las garnachas de su tierra, y ofreció traer pronto una prueba de esa riqueza gastronómica que, como el bosque, Zoatzingo, la cascada y la Iglesia más grande del Estado, hay que conocer, probar… y por ello, su propuesta de Desarrollo Regional también es importante.  Como es amigo y ferviente compañero de lucha partidista de Pepe Yunes, pero también de los alcaldes electos de Atzalan, de Martínez de la Torre y de Perote, no habrá problemas para establecer proyectos regionales que den a Altotonga, otro destino “más mejor, como lo merecemos  todos”.

Comparte en redes sociales: