POR SI ACASO… * Sheinbaum Vs Beatriz Paredes sería choque de trenes

5 min read

 231 vistas

*AMLO terco en la Jefa de Gobierno aunque lo niegue

*Paredes lograría coalición opositora incluyendo a MC

Por Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez

AL PASO como se mueven los engranajes del reloj político de 2024, todo parece indicar que, por primera vez en la historia del País, dos mujeres podrían disputar la Presidencia de México, una, como ya se sabe, la “corcholata” favorita del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en este caso, Claudia Sheinbaum Pardo (para entonces de 62 años de edad), actual jefa de Gobierno de Ciudad de México desde el 5 de diciembre de 2018, aunque se ha desempeñado como secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal de 2000 a 2006 en la administración encabezada por el, ahora mandatario nacional cuando fue jefe de Gobierno, ​y jefa delegacional en Tlalpan de 2015 a 2017. Ha sido asesora de la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía y de la Gerencia de Estudios Económicos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), e investigadora titular del Instituto de Ingeniería de la UNAM. En el año 2007 se incorporó al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU en energía e industria, como autora por contribución para el tema “Mitigación del cambio climático” del Cuarto Informe de Evaluación, aunque ahora solo piense como AMLO, más que nada por conveniencia, porque en México solo de esa manera se amarran los quereres del jefe: no replicando el discurso, aunque se equivoque, y asintiendo siempre, aunque carezca de razón, y a Sheinbaum Pardo, ex esposa de Carlos Imaz Gispert, miembro fundador del Consejo Estudiantil Universitario, el afamado CEU, y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), eso le sale a la perfección. Lo que es indiscutible es su preparación y cultura: Claudia Sheinbaum es egresada de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtuvo en 1989 la licenciatura en Física con la tesis “Estudio termodinámico de una estufa doméstica de leña para uso rural”, y en 1994 el grado de Maestría en Ingeniería Energética con la tesis “Economía del uso eficiente de la energía eléctrica en la iluminación”, y para 1995 obtuvo el grado de doctor en Ingeniería Ambiental con la tesis “Tendencias y perspectivas de la energía residencial en México”, aun cuando actualmente, por conveniencia, esté a favor de las energías fósiles –que rechaza la ONU pero que impulsa AMLO- y del tren Maya.

LA OTRA mujer que ya levantó la mano para el 2024, y que, sin duda, es de lo más valioso que tiene el PRI, es la Senadora Beatriz Elena Paredes Rangel, quien aspira a ser candidata, primero por su partido, el “tricolor”, y luego por la coalición Va por México, pues evidentemente ella podría ser clave para que a la alianza opositora se sume el Movimiento Ciudadano. Beatriz Paredes tiene 69 años, es licenciada en sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México y estudió un posgrado en literatura hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Actualmente es Senadora de la República, pero antes fue gobernadora de Tlaxcala (1987 a 1992); Dirigente Nacional de la Confederación Nacional Campesina y Presidenta del Partido Revolucionario Institucional, además de haberse desempeñado como Embajadora de México en Brasil. Ha sido diputada local y presidenta de la Gran Comisión del Congreso del Estado de Tlaxcala de 1975 a 1978. En el Poder Legislativo Federal de México fue diputada Federal en las legislaturas LI, LIII y LVIII. Ha presidido también el Congreso de la Unión, la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

SE HA desempeñado, además, como subsecretaria de Gobernación en tres ocasiones. También fue subsecretaria de la Reforma Agraria. Ha sido embajadora de México en Cuba y en Brasil, como ya se dijo. Tambien ocupó la Presidencia del Parlamento Latinoamericano (PARALATINO), instancia donde concurren legisladores de los congresos de todos los países de habla hispana de América Latina y el Caribe. Es miembro del Inter-American Dialogue y del International Women’s Forum, por lo que una comparación con Claudia  Sheinbaum sería por demás innecesaria e injusta. Por si fuera poco, Paredes Rangel tiene vinculación con panistas, perredistas y con Movimiento Ciudadano, porque le liga una profunda amistad con Dante Alfonso Delgado Rannauro, líder nacional de ese instituto, a quien se refiere como un gran estratega que está diseñando un proyecto político importante a nivel nacional. Por ello, sin duda, tiene todo para ser candidata a la Presidencia de la República, y lo ha dicho en muchos foros: “confío en que si se le puede ganar a Morena, pero para lograrlo se requiere unidad y articulación estratégica, visión de largo aliento y proyecto con gobierno de coalición en donde se contemple a un equipo de hombres y mujeres destacados para gobernar”.

SIN DUDA, su postulación por una alianza opositora en la que participe PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, y la de Claudia Sheinbaum Pardo por MoReNa y sus aliados, sería un verdadero “choque de trenes”, puesto que en la izquierda mexicana Beatriz cuenta también con innumerables simpatías como las encabezadas por René Arce Islas, Víctor Hugo Círigo, Laura Piña, Horacio Martínez y Ruth Zavaleta, y que decir de grupos indigenistas con los que mantiene de siempre una indiscutible comunicación. 

EL PROBLEMA, sin embargo, en el PRI, es el actual dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas que tras el golpeteo del que ha sido objeto no solo se ha debilitado él, sino al propio partido, aunque el campechano cree que aún podría ser candidato a la Presidencia de la República, como alguna vez soñó Roberto Madrazo y fue un rotundo fracaso. Por ello, el propio ex secretario de Gobernación y actual Senador de la República, Miguel Ángel Osorio Chong lo ha conminado a renunciar a la dirigencia, pero el llamado “Alito” se  montó en la necedad, y con su actuar sigue cavando aún más honda la tumba del “tricolor”. 

YA DESDE el mes de Julio, Osorio Chong destapó a sus correligionarias Beatriz Paredes Rangel y Claudia Ruiz Massieu –esta última sobrina de Carlos Salinas de Gortari- como posibles candidatas a la Presidencia en 2024, aunque, sin duda, la primera es, realmente, una carta fuerte, pues en el PAN predomina la misoginia, y una de las más notables mujeres, Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz ha dicho que si quiere, pero contender por el Gobierno de la ciudad de México, mientras que Josefina Eugenia Vázquez Mota, Margarita Zavala o  Kenia López Rabadán no están, actualmente en el rango de las ganadoras, por más reconocimiento que tengan. En fin, todo parece indicar que 2024 será una disputa entre mujeres, concretamente entre Claudia Sheinbaum Pardo y Beatriz Paredes Rangel. A ver qué pasa. OPINA carjesus30@hotmail.com 

Comparte en redes sociales: