SCRIPTA MANENT -Fortín, regreso al pasado…

11 min read

 5,427 vistas

  • El álbum de fotos…
  • Fortín tendrá Centro Médico
  • La huella del zapato…

Entrevista con Gerardo Rosales, presidente electo de Fortín.

Luis E. Domínguez R.

1 LUNA DE MIEL

Mi padre nació en Tamaulipas y estudió en el Instituto Politécnico Nacional. Mi madre nació en Guanajuato, y se graduó de Contadora en la Universidad La Salle. Se conocieron en San Luis de la Paz, donde mi abuelo materno fue alcalde en dos ocasiones, y ahí se casaron. Su Luna de Miel la pasaron en Fortín de las Flores, Veracruz, que los capturó de inmediato.

Algo vieron aquellos enamorados en Fortín, porque aunque la vida y el trabajo del Ingeniero los llevaron a varias ciudades, siempre buscaron regresar… Fue en el fraccionamiento Ruiz Galindo, en Fortín, donde finalmente construyeron su hogar y consolidaron su familia, y fue en Fortín donde ambos murieron, ya ancianos y luego de una vida plena.

Fortín es entonces la cuna de nuestra familia. Y la historia familiar inicia con aquella Luna de Miel a mediados del Siglo pasado, en el lugar que entonces era el sueño de las jóvenes parejas del centro del país: Fortín “de las Flores” era el destino turístico por excelencia para los viajes de boda, y Fortín atraía, capturaba, y convencía.

Entre las fotografías de aquella Luna de Miel de mis padres, hay algunas que los muestran felices y enamorados al lado de la alberca, colmada de gardenias, del Hotel Ruiz Galindo. Hay también imágenes de un paseo en lo que luego conocimos como el “Corazón de la Moctezuma”, en donde por cierto a medida que la familia crecía, festejamos lo mismo cumpleaños que eventos relacionados con bautizos, primeras comuniones, y muchos, muchos “días de campo” los domingos, y cada vez que nos visitaban familiares de otros rumbos.

Fortín, por supuesto, no es hoy ni con mucho, lo que era en aquellas épocas…

Hoy, a más de 70 años después de esa romántica historia, conversé con el presidente municipal electo, el Ingeniero Gerardo Rosales Victoria, quien tiene una visión de lo que será Fortín 15 años después del inicio de su Administración: “Se sentarán las bases para convertir al municipio en un destino turístico”, me dijo, y puso un ejemplo: “Imagínate que viene el turista, llega en la noche al hotel y por la mañana realiza un recorrido toda la vía (del ferrocarril). Pasa los túneles, el puente de 1890, llega a los 500 escalones, baja… Y a las albercas. Comen ahí, y regresan al hotel”.

Lo escuché atento, y quedé confundido. En ese punto de la conversación Gerardo Rosales fue claro en que “lo único que se necesita para convertir a la barranca de Metlác en un destino turístico, es Seguridad”.

¿Nada más? Me pregunté…

La próxima administración municipal pretende sentar las bases para que dentro de 15 años, Fortín ofrezca lo mismo que ya se tenía hace 70 años… ¿Habrá quienes se convenzan de que será la mejor opción para su Luna de Miel?
Pregunté a mis hijos, a sus amigos y a los hijos de algunos conocidos.
La respuesta de todos los cuestionados fue un rotundo “NO”.

2 EL PLAN…

Antes de contratar expertos en Desarrollo Turístico, o mínimo platicar con empresarios interesados, para el alcalde electo Gerardo Rosales la clave del futuro de Fortín está en el Plan de Desarrollo Municipal (PDM).
“Se debe construir un Plan de acuerdo a la realidad actual y a las necesidades detectadas, para no andar inventando. Porque, revisa el actual Plan de Desarrollo Municipal y revisa en qué página está que se va a hacer obra en el Parque… Cuando haces un PDM, si nó tienes bien definido hacia dónde quieres llevar al municipio, se hacen obras según van surgiendo necesidades y presiones…”. Y hasta caprichos, apunté.

E insiste: “La ley obliga a presentar un PDM congruente con el Plan Estatal y alineado al Federal. Fíjate que si analizas el Plan de Desarrollo Nacional, va muy enfocado en el tema humano, está muy dirigido a la participación ciudadana, que es lo que nosotros queremos alinear en el tema municipal. Tengo muy buena relación con el gobernador del Estado y mucho mejor con el presidente de la República, porque me apropio de la mística, y eso es muy importante, la mística, la visión, la misión de lo que queremos hacer.
No me equivoco, muchos vienen con el tema del signo de pesos en los ojos, y cuando tú le tienes más amor al dinero, pierdes amigos”.

Y luego refuerza: “El Plan de Desarrollo Municipal que nosotros estamos planteando, es lo más pactado. Lo que se diga ahí, es lo que vamos a hacer”.

3 EL CENTRO MÉDICO DE FORTÍN

Mientras pensaba en Orizaba, que en 15 años se transformó no sólo en un verdadero destino turístico, sino en uno de los más importantes de la actualidad en el Centro de Veracruz, seguí la entrevista con el alcalde electo de Fortín en sus oficinas de la cabecera municipal.

Agua y Salud son los temas principales de acuerdo con sus hallazgos, luego de “una de las campañas más austeras en el municipio de Fortín”, en la que no dio acceso “a quienes quieren venir a saquear al Ayuntamiento”, y en la que reconoce que hubo alianzas pero sólo “con la gente que se sumó”. Después de ganar la elección, Gerardo Rosales es enfático: “No le debo nada a nadie”.

Si como afirma Rosales Victoria, “en Fortín está prohibido enfermarse después de las 5 de la tarde porque no hay quien te atienda”, el tema de la Salud es muy importante. “Queremos darle a Fortín una visión de crecimiento para los próximos 15 años. Lo veo con un Centro Médico fuerte, un Centro Médico Municipal que va a depender del Ayuntamiento, y que se construirá a partir del actual Centro de Salud, al que sabemos que el gobierno del Estado no le va a inyectar más recursos”.

“Ese es el futuro que yo estoy viendo. Lo que te puedo decir es que el Centro Médico va a operar los tres turnos: mañana, noche, y madrugada, con recursos municipales. Y para lograrlo, como no hay recursos, habrá que recortar la nómina. El Ayuntamiento gasta ahorita 4.2 millones de pesos en salarios, y pretendo hacer una reducción en más del 50% del salario a los altos funcionarios, a los directivos, para ahorrar un promedio de dos millones y medio de pesos de salarios”, anuncia el alcalde electo.

Así que de entrada, a partir de enero del 2022, la plantilla laboral del gobierno municipal se verá reducida, y los salarios de los niveles superiores disminuirán al 50%. “De esa manera voy a poder contratar a dos médicos y 2 enfermeras para cada uno de los tres turnos, con camas de hospitalización para atender lo básico. Si el requerimiento es más delicado, vamos a tener las ambulancias para trasladarlos a otro lugar, y ya estoy en pláticas con los directores de los hospitales de Yanga y el de Río Blanco para que nos acepten el ingreso de nuestros enfermos”.

  1. LAS PIPAS RENTADAS

Pero antes, el tema del Agua es quizá el problema más urgente de corregir, y cuenta que en sus diálogos con la población encontró que “cuando hablamos de Agua Potable la gente no se refiere ni a la infraestructura ni al servicio, sino a la corrupción” que impera en esa área. Y para ilustrar su dicho, refiere el siguiente caso:

“El Ayuntamiento (que actualmente preside Antonio Mansur) ha estado pagando facturas de 4 millones de pesos al año por renta de pipas para distribución de agua. Son 16 millones de pesos en 4 años… ¿No era mejor invertir 10 millones de pesos en una Red de Agua Potable y solucionar el problema, dando servicio las 24 horas durante los próximos 15 años?”.

Pero, ese tema de las pipas rentadas, ¿es corrupción o sólo una mala decisión? “Hay que decirlo como es”, nos dice el alcalde electo: “Si te beneficia el alcalde con contratos, y tú eres el mero mero de las pipas, pero a trasmano, hay corrupción. Necesitamos transparentar muchas cosas, porque a estas alturas la gente no va a tolerar una situación similar a la que se está viviendo”.

Y luego, apuntó: “Si logramos el proyecto que estamos visualizando con el alcalde electo de Córdoba y con el de Amatlán… Si solucionamos, estamos hablando de que vamos a solucionar el problema para los tres municipios. Pero necesitamos plantear el porqué necesitamos más agua”.

Y advierte: “De entrada, ya no se va a otorgar ningún permiso (para nuevos fraccionamientos o unidades habitacionales) mientras no se resuelva el problema del Agua, porque es claro que a más fraccionamientos, más demanda de Agua. Hemos notado que hay una baja presión aquí en los primeros cuadros de la ciudad, si nó solucionamos el tema del Agua, tarde o temprano vamos a tener un problema muy serio.

Y seguimos platicando:

“Pero, además, ¿qué le ofreces al turista, cómo los traes si no hay seguridad? Entonces, la inversión es importante, pero tienes que dotarlos de agua. El turismo es importante, pero tienes que darles seguridad. Tenemos que resolver las causas que generan el problema, no paliativos”.

Mi visión, afirma, “es hacer del Turismo la industria de Fortín. Los que vivimos aquí hemos vivido un proceso político de más de 15 años. Hemos escuchado que se va a hacer un corredor industrial, (pero) el 35 por ciento de la población de Fortín tiene Agua solo uno, dos o tres días por semana, y eso no siquiera las 24 horas”.

  1. NI UN FRACCIONAMIENTO MÁS

Todavía sin Cabildo, sin formalidad en el Programa de Entrega Recepción, “lo que estamos haciendo es retomar el contacto directo con la gente, estamos dialogando, alimentando el tema de un Plan de Desarrollo Municipal más real, apegado a la situación que está viviendo Fortín, no a caprichos ni a ocurrencias, sino bajo el interés colectivo.

“Pero no está fácil. “Se ha complicado por el tema de la pandemia, estamos haciendo pequeños foros en dónde surgen los temas de la Salud, de la Seguridad, del Agua Potable. Son comunes denominadores que se dan en todo el municipio”.

En esa dinámica, comenta: “Estoy en reuniones con empresarios hoteleros a quienes debemos dar certidumbre e invitarlos a participar. Vamos a rescatar la hacienda de Santa Lucía, ya estamos conversando con la gente del INHA, y la habilitaremos con biblioteca, salas… Estoy platicando con quienes restauraron algunos edificios históricos de Orizaba…

Y respecto de “El Faunito”, el rancho que luego de confiscarlo al exgobernador Javier Duarte quedó en Fortín y se está echando a perder, sólo dice: “A ver si nos podemos quedar con él y trabajar algún tema en conjunto con empresarios. Necesitamos explotarlo”.

Las respuestas de Gerardo Rosales son concretas. O tiene muy claro el tema ,o aún no lo entiende muy bien. Al insistir en su visión a 15 años del municipio y la ciudad, suelto el tema de la identidad ciudadana, y le planteo:

-Hace unos 10 años se comenzó a notar un crecimiento exponencial en el número de viviendas. Kilómetros cuadrados del municipio comenzaron a transformarse en fraccionamientos y/o unidades habitacionales sin ningún proyecto, sin ningún Plan de desarrollo urbano, sin ningún ordenamiento… Absolutamente anárquico y desordenado.
Hay cientos de familias que viven hace 15 años en Fortín, pero siguen siendo cordobeses. Realizan todas sus actividades económicas, sociales, comerciales, y familiares en Córdoba. No compran ni una paleta de hielo en Fortín…

“Se ve mucho en la zona de Santa Leticia”, apunta el alcalde electo. Y luego: “Nosotros estamos viendo los polígonos, para que no siga sucediendo esto”.

6 LA HUELLA DEL ZAPATO

Una de las banderas de casi todos los que fueron candidatos a presidente municipal en la pasada elección, era que el gobierno municipal de Fortín o su Administración Pública, tenía que estar integrada por fortinenses.
El repudio a los funcionarios y empleados que Antonio Mansur trajo desde Córdoba a trabajar en el Ayuntamiento y en la Administración es generalizado. Por ello le cuestionamos al electo sobre el equipo humano para llevar a cabo el Plan y su visión de sentar las bases para el Fortín a 15 años…

Le comentamos que pareciera que todo aquel que quiere trabajar en una administración municipal, tiene que poner por delante sus afiliaciones o sus afinidades, de amistad o políticas, antes que su preparación o su experiencia.

Al respecto, Gerardo Rosales ni niega ni afirma sobre el tema de identidad. Y respecto a la “afinidad”, nos dice: “Es importante, pero no en su totalidad, porque necesitamos buscar perfiles que sí encajen en el tema, pero sobre todo que conozcan. Por lo menos conmigo no va a suceder, por primera vez Fortín va a tener un gobierno de Morena, y vamos a poner ahí la huella del zapato”.

Lo piensa durante algunos segundos, y añade: “Para un proyecto a 15 años, hay que cuidar que en aquellas áreas torales, importantes, se tenga gente comprometida políticamente. Sí. Esa parte la tengo muy clara. Estamos sabedores de lo que está sucediendo.
Creo que las decisiones que se han tomado han sido buenas, aunque podrían ser mejores, trato de que no me gane el apasionamiento porque eso es lo malo. La cabeza fría aunque el corazón esté muy caliente”.

El alcalde electo de Fortín dedica al menos 10 horas diarias al proyecto, a construir el Plan. “Arrancamos a las 9 y terminamos a las 7, todos los días”.

De Toño Mansur, el actual alcalde, no opina. “Yo no sé si tenga una imagen buena o mala… es un tema que yo… lo que te puedo decir es que termina el período, y no sé qué decisiones vaya a tomar, pero que le vaya bien. Nosotros nos quedamos a darle, porque no queremos que nos esté pasando lo mismo dentro de 4 años. Con él no tenemos diferencia, tal vez política, pero personal no. Nos conocimos en campañas, cada quien en su partido y ahora viene una nueva etapa”.

Pero Rosales Victoría algo piensa y sabe, porque añade: “Nosotros vamos a hacer una auditoría como corresponde, ya con los resultados que arroje, -y sé qué resultados vamos a tener- serán las autoridades correspondientes las que se encarguen en su caso de impartir justicia. Son ellos los que van a determinar si lo premian, si lo dejan, si lo llaman a cuentas… ya es tema de ellos”.

El álbum de fotos de la familia, en Fortín, ha ido compilando más imágenes. Están ahora los nietos pequeños en su visita al museo de Cri Crí. Otros sobrinos, adolescentes, en su vuelo de parapente.
Los primos y sus hijos se retrataron en el teleférico… y muchas otras más recordando actividades recreativas, turísticas, gastronómicas y culturales, que no están en Fortín.

Y luego de hablar con el electo, como decía Don Teofilito: ¡Ni estarán!

Comparte en redes sociales: