SCRIPTA MANENT – Juan Manuel Diez, 40 años después…

8 min read

 1,562 vistas

Del Consejo Consultivo de la Ciudad, en 1987, a su tercera alcaldía…

Luis E. Domínguez Rangel

-Mis recuerdos de Orizaba cuando yo era niño son siempre gratos. La visita semanal a mi abuela Angustias, quien vivía frente a la Alameda -en la que jugábamos hasta las 7 de la tarde, porque después ya era peligroso-, era una amable costumbre. De ahí, el chileatole de chito y las canciones de Cri Cri son solo valores agregados en la memoria de aquellos años.

Pero eso fue en la infancia y pocos años de la adolescencia, pues murió mi abuelita y mis primos se fueron a otra ciudad… no había otro pretexto ni interés para visitar esa ciudad fea, bicicletera, sucia, una ciudad obrera que como muchas otras, no ofrecía ningún atractivo real para quienes no teníamos nada que hacer en plan de trabajo, negocio, compras o diversión. Era más divertido ir al Rincón de las Doncellas, en Ciudad Mendoza, que pasar a Orizaba.

Ahora, viajamos hasta la Pluviosilla cada vez que podemos y con cualquier pretexto, pues Orizaba es nuestra primera opción para pasar el día completo con la familia o amigos. Museos, parques, diversión, una oferta gastronómica diversa y de calidad, la Plaza o el Mercado Cerritos, el teleférico, el Paseo en el Río… y la visión de una ciudad ordenada, limpia, segura.

Las comparaciones comenzaron hace unos diez años. Orizaba había cambiado y Córdoba seguía empeorando. Orizaba era una ciudad turística, y Fortín ya ni gardenias producía… ¿Qué había pasado? ¿Cómo fue posible?

La respuesta siempre es la misma, pues todos coinciden en que la llegada de los empresarios al poder municipal, permitió el cambio. Pero el cómo llegaron, porqué y cómo se decidieron?  ¿Cuál fue la coyuntura política que lo hizo posible? Esa parte de la historia poco se conoce.

2 El Grupo

 El Grupo de los Diez es eso… un Grupo. Está integrado por periodistas, columnistas, dueños de medios de información en todos los formatos la gran mayoría de la capital del Estado. Se reúnen cada vez que algún actor social o político lo solicita o acepta la invitación, y durante la comida se conversa y se hace lo que los periodistas hacemos siempre: preguntamos. Las respuestas casi siempre son motivo de nota periodística o análisis.

Desde su formación, al decir de Sergio González Levet, quien coordina y representa al Grupo, se han realizado más de 400 reuniones. Pero en los últimos meses, los de la campaña rumbo a la elección pasada, comimos al menos con 45 diferentes candidatos, dirigentes políticos y hasta cabilderos de algún aspirante a los cargos de elección popular en disputa. Desde Pánuco hasta Las Choapas, muchos buscaban el contacto con los periodistas integrantes del Grupo.

En la gran mayoría de los casos, los candidatos a alcalde en sus respuestas referían que, de ser electos, transformarían sus respectivos municipios, como sucedió en Orizaba. Fue infaltable la referencia. Orizaba era y es ejemplo… Pero siempre me quedó la certeza de que los candidatos con quienes conversábamos no lo harían, porque no sabrían cómo hacerlo. Porque en su gran mayoría, eran políticos que ya habían incluso demostrado que, para servir, no eran muy buenos.

El que sí supo cómo hacerlo, sin ser político, es Juan Manuel Diez Francos.

Y por eso invitamos a quien por tercera ocasión buscaba la presidencia municipal de Orizaba, sabiendo que sería difícil que aceptara, porque Juan Manuel Diez no da entrevistas, ni gusta de la publicidad porque está cierto que no la necesita… Le comenté que inevitablemente Orizaba y su transformación era el tema de conversación en el Grupo de los Diez, y ninguno, con excepción mía, lo conocía…

Nos dio gusto que aceptara ir a Xalapa y comer con el Grupo de los Diez, lo que aceptó cuando le dije: “No queremos saber de ti, sino de Orizaba”. Pero también, aceptó porque reconoció que entre quienes lo invitaban, estaban algunas de las mejores “plumas” del Estado. Al menos así lo dijo. “Pero yo pago, insistió, a mí me ha ido bien, y quisiera tener una atención con ustedes”.

Así fue que durante poco más de tres horas, el empresario que vende automóviles a cualquiera menos al gobierno del Estado y menos aún al Ayuntamiento de Orizaba; el que lidera empresarios desde hace ya 40 años y que hace 20 diseñó el Plan para convertir a Orizaba en una ciudad turística, nos compartió parte de la historia.

3  La hipoteca

Fue su mamá la que sembró la semilla del servir a la sociedad, y en particular a su ciudad. La que le decía que tenía que hacer algo más que generar fuentes de trabajo. “Tenemos una hipoteca social a los que nos ha ido bien. No necesariamente es el agarrar y crear empleos, los empresarios creemos que creando empleos con eso cumplimos con la sociedad, y hay más formas de pagar esa hipoteca”, explicó.

Juan Manuel Diez evita hablar de su éxito como empresario. Sólo refiere que “le fue bien”, y que hace 40 años, en 1987, comenzó a involucrarse en algunas actividades para comenzar a pagar la hipoteca que sabía tenía con su ciudad. 20 años después, en 2007, esas actividades lo llevaron a una candidatura a Presidente Municipal que ni siquiera había buscado… es más, si le hubieran dado tiempo de pensarlo, no habría aceptado, pero no había tiempo, y la petición vino desde muy arriba…

“Fui presidente del Consejo Consultivo de la Ciudad en 1987, y con el gobernador Gutiérrez Barrios pudimos hacer algunas obras; creamos un grupo político en Orizaba que se llamó “Grupo Político General Ignacio de la Llave”, sin siglas partidistas, y entonces comenzaron a acercarse los partidos políticos… luego fui presidente de la Cámara de Comercio, después de Coparmex”, y así, desde la representación y liderazgo de empresarios de Orizaba, llegó 1994, cuando el Partido Acción Nacional gana casi toda los municipios de la zona Centro, incluido Orizaba. César Leal Angulo tiene mucho que ver en este asunto, pero esa es otra historia…

En aquel año, 1994, siendo Miguel Ángel Yunes presidente del PRI estatal y buscando el apoyo de los empresarios para su Partido,  por primera vez se vislumbró la posibilidad de que el candidato del PRI surgiera de los organismos empresariales, así se aseguraría el apoyo. Y en Coparmex, que presidía en la ciudad Juan Manuel Diez, “hicimos una terna y al final del proceso interno quedó Gilberto Hass”. Perdió.

En los años siguientes, “Trueba y Escudero hicieron la tarea, fueron buenos alcaldes sin mayor problema”, pero tampoco sin ningún logro extraordinario. Pero luego, Martín Cabrera, hizo un gobierno desastroso. “Ahí fue donde me interesé por participar más a fondo en la política. Estábamos ya un grupo de amigos manejando el Programa de Niños con Cáncer, y conversábamos sobre Orizaba y lo que hacía falta para mejorar la ciudad”.

4

Agua y Jabón

Ya en 2007, cuando el candidato del PRI era Víctor Castelán, también apoyado por los empresarios de las cámaras orizabeñas, fue bajado de la candidatura por el Trife faltando una semana para el inicio de las campañas… Fidel Herrera gobernaba el Estado. Era viernes, y con su familia, JMD comía en un restaurante en la ciudad de  Veracruz, “y de repente me entró una llamada del gobernador Fidel Herrera, quien me dijo que había surgido un problema para la candidatura del PRI en Orizaba”.

Le ofrecí entonces que los empresarios de Orizaba nos manifestaríamos en apoyo a Víctor Castelán, pero Fidel no aceptó… “Quiero que tú seas el candidato, me dijo. -Si es por Orizaba, adelante. –Le contesté”.

Esa misma noche, el empresario y el gobernador tomaron acuerdos. Diez Francos sería el candidato del PRI, y el gobierno del Estado le daría a Orizaba 200 millones de pesos en obras. Esa fue la petición del empresario, casi condición para aceptar la candidatura. “Gane o pierda, a Orizaba dale 200 millones de pesos en obra, porque Orizaba parece que es Puebla, nadie lo pela y nunca ha llegado una inversión de nada…”.

-¡Irán 500 millones! Dijo Fidel.

Juan Manuel Diez fue candidato, y ganó la elección. Fidel le envió para obras 5 -¡cinco! Millones de pesos, “y al año me los pidió de regreso”, cuenta riendo y haciendo reír a “Los Diez”, que conocieron y conocen muy bien al exgobernador Herrera.

En la primera encuesta realizada, al inicio de la campaña para esa elección, a Juan Manuel Diez lo conocía el 30 por ciento de la población… en la segunda, había subido al 96 por ciento. “Porque una noticia mala corre como reguero de pólvora, y la mala noticia era que habían quitado a Castelán, y que en su lugar iba Diez. ¿Y quién es ese Diez? Y además, con el repudio de los priístas, porque me consideraban panista y no estaban de acuerdo en que yo fuera su candidato…”. El candidato panista era un sobrino de Fidel Kuri, conocido en Orizaba porque ya había sido diputado.

Lo que sucedió es que esa elección la ganó el PRI y Juan Manuel Diez, con 20 puntos arriba del candidato panista…  “Y ahí es donde comienza mi calvario. Porque cuando no eres político, que no sabes lo que vas a encontrar, fue decir ¿cómo le hacemos?”

Después de la elección, ya como Presidente electo, Juan Manuel se fue a España, y ahí, preguntándole a sus amigos europeos qué y cómo hacer para que la ciudad se vea bonita, la mejor respuesta se la dio su padre, quien lo acompañaba en ese viaje: “Agua y jabón, agua y jabón, agua y jabón… y como no vas a poder hacer bonitas las casas de la gente, trata de hacer bonita la calle, la esquina, hacer bonita fuera de las casas… con banquetas, con parques…

Yo hice un programa a 20 años, con el objetivo de que Orizaba fuera una ciudad turística, que tuviera atractivos, pero lo primero y más importante, que cumpliera al 100 por ciento los servicios municipales.

Con doce regidores –“los peores, los de mi partido”-, un síndico y el liderazgo del cabildo, el nobel alcalde comenzó la tarea de trabajar por Orizaba. Agua potable y limpia pública, fueron las prioridades de los primeros años. “Pero fueron también tres años de hacer reglamentos y con ellos construir los cimientos del Proyecto. Ordenamientos, sistemas, que no robaran en ningún lado…

La transformación de Orizaba inició sin mentir, sin robar, sin corrupción… Por eso el actual alcalde, Igor Rojí, en su segundo informe de Gobierno, aseguró que en Orizaba la Cuarta Transformación inició hace 15 años…

Y como ejemplo, les comparto a mis lectores uno de los que nos relató Juan Manuel Diez en la comida del Grupo… Seguía comentando lo que significó su primer año de gobierno, en aquel 2008: “El Ayuntamiento anterior reportó un ingresó de 200 mil pesos por servicio de baños públicos. El primer año de mi Administración ingresaron a la Tesorería, por ese concepto de los baños públicos NUEVE MILLONES de pesos”.

Y de ahí para adelante…

CONTINUARÁ

Comparte en redes sociales: